Secadoras

Como escoger la mejor Secadora

Las secadoras ya no son aquellos cubos gigantes y ruidosos de antaño. Hoy en día encontrarás secadoras más grandes, funcionales, y eficientes en su consumo eléctrico. Sus carcasas también han llegado al punto de que no te averguenzas tenerlos a vista de algún invitado.

Así que si estás buscando una nueva secadora o reemplazando la que ya tienes, lo estas haciendo en un momento perfecto. Con la información correcta, podrás hacer una decisión con la que estarás satisfecho.

La Mejor Secadora

Aunque hay modelos más grandes y con más funciones y extras, esta secadora me pareció muy buena entre su rendimiento y su precio, que es muy cómodo.

Si no tienes mucho espacio en tu casa o apartamento, esta secadora la puedes meter casi en cualquier esquina que tengas, ya que sólo mide 48 centímetros de ancho y 49 centímetros de longitud y 67 centímetros de altura.

Puede preocuparte su capacidad de 4 kilos, sin embargo puedes secar la mitad de la tanda de tu lavadora. 

Escogiendo la Secadora Correcta

Hay varios factores que tenemos que considerar cuando vamos a comprar una secadora nueva. 

  • Nuestro presupuesto
  • Los futuros costos eléctricos o de gas
  • El espacio disponible en el hogar

Esta guía espera cubrir la mayoría de estos factores, así que lo haremos paso a paso. El primer paso es escoger cuál tipo de secadora es la más adecuada para tu hogar. Afortunadamente solo hay dos opciones y es fácil escoger una de ellas.

Secadoras de Gas y Secadoras Eléctricas

Exceptuando el frigorífico, es muy probable que nada en tu hogar utilice más energía que tu secadora, y esto aplica para secadoras de gas y secadoras eléctricas de igual manera.

Sin embargo, hay diferencias entre cómo cada secadora usa la energía que pueden tener mucho impacto en los recibos de electricidad. Al entender estas diferencias haremos una decisión más informada.

Todas las secadoras utilizan la electricidad para rotar la cámara central y mantener a tu ropa moviéndose durante el ciclo. Las secadoras eléctricas también hacen uso de la electricidad para darle poder al calefactor y abanico que provee aire caliente a la máquina. Las secadoras de gas dan energía a estos componentes mediante gas natural o propano. Las secadoras de gas generalmente tienen un costo más elevado en primera instancia (ponle unos €100 euros más que una eléctrica), pero como calientan más rápido, también cuestan un poco menos en operar. Esto depende de muchas variables, así que asegúrate de investigar bien antes de comprar tu secadora.

Esta secadora Balay es un poco más cómoda que mi opcion #1 ya que tiene 3 kilos mas de volumen para secar ropa.

Perfecta para cargas medianas de ropa y habitaciones con un poco más de espacio, ya que esta secadora mide 59.8 centímetros de largo, 63.9 centímetros de ancho, y 84.2 centimetros de alto. Es relativamente ligera pesando solo 35 kilos.

Al ser una secadora de condensación, hace su trabajo mucho mejor que una secadora de evacuación, en realidad ni se compara una a la otra. La ropa sale de la secadora totalmente seca, y si la sacas apenas termina su ciclo, veras que queda casi sin arrugas. 

 

Instalación de la Secadora

Las secadoras eléctricas requieren un circuito de 240 voltios, que casi cualquier cuarto de pilas tendrá. Las secadoras de gas quieren un enganche al sistema de gas, y no todas los hogares tienen uno. Sí tu hogar no lo tiene y quieres una secadora de gas, ten en cuenta el costo extra de instalar una línea dedicada de gas. El costo de una puede llegar a los cientos de euros dependiendo de donde vives, y a la larga este costo puede ser más que el ahorro de energía en la factura. Encima de esto, para instalar la secadora de gas, necesitas contratar un profesional, ya que si hay algún problema con la instalación, las consecuencias pueden incluir fuego, envenenamiento, y hasta una explosión de gas.

Si buscas una secadora barata que puedas conectar en tu hogar, lo más sensible es que compres una secadora eléctrica. En caso de que tengas una línea de gas existente, de igual manera te recomiendo una secadora eléctrica, ya que los beneficios son más que una secadora de gas, y no tendrás problema si decides mudarte en algún tiempo. 

Si ya tienes una línea de gas en tu hogar o no te importa pagar el costo extra, y sabes que no te vas a ir de casa por un buen tiempo, pues adelante, compra una secadora de gas. Disfrutarás de ciclos más rápidos, y puede que ahorres un poco a muy largo plazo.

Esta es otra secadora perfecta para aquellos que no tienen mucho espacio en el hogar pero quieren disfrutar de la comodidad de una secadora en casa.

Sus medidas son perfectas para espacios pequeños, ya que mide 59.6 centímetros de longitud, 58.5 centímetros de ancho y 85 centímetros de altura, o sea que la puedes meter casi donde sea.

Me sorprendió lo silenciosa que es – incluso con una carga entera de 8 kilos. Tambien para ser una secadora relativamente básica, tiene muchas funciones y tipos de secados para diferentes tipos de ropas y tejidos. 

Escogiendo el tamaño correcto de tu secadora

En caso de comprar un combo lavadora-secadora vertical, el espacio que tienes no te dará mucho problema, aparte de que podrás utilizar las dos complementariamente ya que tendrán la misma capacidad. El problema surge cuando debemos comprar una secadora nueva para una lavadora. Si la compras muy pequeña, no podrás secar una carga entera de la lavadora en un solo ciclo, y si la compras muy grande, estarás gastando dinero cada vez que la enciendas.

Cuanta Capacidad Necesitas en tu Secadora?

Vives solo? Con tu chica? Estas casado y tienes 4 hijos?

Sí solo eres tu y alguien más que solo necesitan lavar lo básico y alguna ropa de cama relativamente ligera, una secadora compacta será suficiente. La mayoría de gente querrá una secadora de tamaño completo que pueda secar cosas más pesadas y cargas más grandes. Y ya que el tamaño de la carga es determinado por el tamaño de tu lavadora, querrás empezar por allí. Una regla fácil de recordar es que la capacidad de tu secadora debe ser más o menos el doble que la capacidad de tu lavadora. Quiere decir que si tu lavadora tiene capacidad de 3.5 pies cubicos, te conviene comprar una secadora de 7 pies cúbicos. Este radio 1:2 es muy acertado, dándole a una carga entera de ropa mojada suficiente campo para secarse efectivamente sí gastar energía.

No caigas en las tácticas de ventas. Palabras como “extra-grande” “tamaño King” y “capacidad ultra” no significan nada ni están atadas a una medida específica. Solo porque una secadora dice extra-grande, no significa que objetivamente lo sea. Siempre fijate en los números.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.
Aparte de la secadora, los frigoríficos son el electrodoméstico que utiliza más corriente eléctrica.

Planea por Adelantado

Cuando compres una secadora, no solo pienses en la capacidad de la lavadora que tienes en este momento. Piensa en la capacidad de tu próxima lavadora, especialmente si tu lavadora actual ya tiene más de 6 o 7 años. No quieres tener que reemplazar tu secadora cuando compres una lavadora nueva.

Y hablando de ver al futuro, estás pensando empezar una familia? En dado caso, piensa en las cargas de los futuros miembros de la familia.

Donde Colocar la Secadora

Ya sabes el tamaño que quieres? Ahora necesitamos asegurar que hay suficiente espacio en tu cuarto de lavado. Mide tu lugar escogido, y añade unos 8 centímetros a los lados y por detrás, para permitir suficiente circulación de aire y acomodar los cables.

Luego es buena idea medir hasta el lugar donde la secadora expulsara el aire caliente, con unos 25 metros siendo la máxima distancia segura que quieres, ya que en caso de ser más largo, puede haber un riesgo de incendio.

Si te preocupa tu espacio disponible, considera un combo de lavadora-secadora. Estas unidades combinan una secadora y lavadora de manera vertical, y puedes encontrar modelos de gas y eléctricos, en precios desde los €700 hasta los €2000.

Hay algunos modelos independientes que puedes montar uno sobre otro con kits especiales de conversión baratos.

También considera quitar o mover algunos estantes o muebles para crear espacio.

Características a Tomar en Cuenta

Las secadoras siempre han funcionado para una cosa por décadas: secar. En el presente, con los consumidores pidiendo cada vez más funcionalidad de todos sus electrodomésticos, los fabricantes pasan pensando en nuevas ideas para satisfacer la demanda.

Las secadoras siempre tendran algun tipo de selector para que escojas el ciclo junto con boton de encendido/apagado. La selección de ciclos varía entre modelo y modelo, y hay algunos que tendrán más o menos ciclos, e incluso modelos con displays digitales, pero no caigas en esta trampa, ya que una pantalla digital no te proporciona ninguna ventaja, y es muy probable que te estén cobrando más de la cuenta.

Muchas secadoras también ahora tienen una opción para “comienzo demorado” permitiéndonos seleccionar una determinada cantidad de tiempo para que empiece la máquina, dejándonos cargarla con la ropa mojada y esperar hasta la madrugada o temprano en la mañana, cuando la electricidad es más barata.

Un detalle que puede llegar a ser importante es hacia donde abrirá la puerta de la secadora? A la izquierda, a la derecha, o de frente? Cuando midas el espacio asegurate de tener en cuenta este factor.

Uno de los desarrollos más recientes en la tecnología de las secadoras ha sido la adición de ciclos de limpieza al vapor. Usando nada más que el poder el agua evaporada, estos ciclos rápidos pueden remover manchas ligeras y malos olores de la ropa. Algunos ciclos de vapor te permiten sanitizar objetos no lavables como almohadas de sillón y los juguetes de los niños. 

Hacen un buen trabajo con las arrugas, sin embargo no reemplazan tu plancha.

La Factura Eléctrica

Las secadoras típicamente componen alrededor del 10 por ciento del consumo eléctrico de un hogar. Si te preocupa minimizar tu huella de carbono, lo mejor que puedes hacer es vender tu maquina actual en vez de comprar una nueva.

Si buscas bajar tu huella sin hacer el sacrificio de quedarse sin secadora tienes suerte. Las secadoras modernas tienen características de ahorro energético y eficiencia increíbles, y cada año mejoran exponencialmente. Algunos modelos incluyen un sensor de humedad, que cuando detecta que la ropa está completamente seca, apaga la secadora para evitar desperdicio.

Deja un comentario